adios-tostadora

BLOG

Adiós Tostadora

2 Sep , 2017   Gallery

Bueno, este día tenía que llegar. ¿Sabéis esa tienda de camisetas que tenía? ¿La de Proke Design? Pues la he cerrado.

Oooooh!!! Lo siento por los que pensasteis eso de “algún día me compro una” (en especial por la de la Princesa Mononoke).
Hay varios motivos por los que he cerrado la cuenta, los principales son la política de pagos a los artistas y la bajada drástica de calidad.

En un principio abrí la tienda por hacer algo más o menos continuado y nuevo y a ver si con este proyecto animaba a un amigo a hacer cosas. El dinero era y es lo de menos, porque la comisión que nos llevamos es lo que se suma al precio base. Para que quede claro pondré un caso; una camiseta tiene una base de 14,90€ lo que tu le sumas es “lo que te llevas si la compran”. Así que una camiseta te sale bastante cara. Para que al diseñador le valga algo la pena tendría que subir el precio unos 2 o 3 euros lo que deja un precio de camiseta caro. Eso por no hablar de que si al mes no recaudas 10 euros no ves nada de esas comisiones.

Y respecto a la calidad he podido comprobar de primera mano el cambio de cuando abrí a ahora. Mi padre se compró una camiseta, la de “no hay huevos”, la calidad era buena, ninguna queja, todo bien. Pasaron meses, puede que un año y se pidió el mismo diseño pero en una de manga larga. El color no era el mismo, estaba todo apagado, nada que ver con la primera, pero mis padres no vieron la diferencia.

Hace unas semanas mi chico se pidió 3 aprovechando un descuento. Y otra vez los colores no tenían nada que ver con la imagen original. Apagado, desenfadado, sin contraste… En resumen camisetas con manchas, porque no se ve bien la imagen.

Se puso en contacto con ellos explicando el problema, le pidieron fotos, envió las fotos y le contestaron que no veían ningún error. No queríamos ese producto y que nos devolvieran el dinero. El envío de las camisetas lo tenemos que pagar nosotros porque ellos no admiten el error en su producción chapucera. Pues muy bien, les comunicamos que sí queremos devolverlas.
Al cabo de unos días le vuelven a pedir las fotografías… las vuelve a mandar con más detalle. Le dicen que le hacen otra reimpresión, pero él les dice que no quiere la camiseta, ya que según ellos la culpa es de la calidad de la imagen y que no podrían hacerla bien. Así que les canceló la reimpresión y le pagaron la camiseta. Una camiseta.

 

En vistas del éxito decidimos ir en persona. ya que vivimos en la misma ciudad donde tienen la central.
Nos reciben un hombre (encargado de taller) y una mujer de las oficinas. Por las escaleras hay un montón de cuadros impresos por ellos con colores vivos y contrastes a tope, nada que ver con lo que nos han enviado.
La mujer nos dice que no hay problema que nos devuelven el dinero, pero que tardará unos días por la transferencia.
Lo mejor es el comentario del hombre, que como encargado de impresión no tiene ningún problema en volver a imprimir las camisetas, que en la tostadora sube diseños cualquiera, y que muchas veces no tienen calidad suficiente. Que el problema es de la imagen y no de la impresión. Echándole las culpas a los diseñadores para quitarse problemas de encima.

Mi novio aguantándose la risa y mirándome y yo mirando hacia otro lado para no verle la cara a un mentiroso y saltarle a la yugular. Porque prefería que le devolviesen el dinero ahora que parecía todo arreglado. Pero ambos somos demasiado expresivos y él hombre se olió algo. 

Es increíble como se echan pisto algunas personas… Llevo años trabajando en diseño como para no saber como se prepara un archivo. Además de la propia experiencia con ellos en el caso de la camiseta de mi padre. Mismo archivo, resultados diferentes. Son unos impresentables, mentir así a la gente.

Lo que creo es que están abaratando costes, o han cambiado de distribuidor de tintas o las están rebajándola para aumentar la producción a costa de la calidad. Menos tinta por camiseta, más camisetas impresas.

 

Así que adiós a la Tostadora… valientes sinvergüenzas.

, ,

By  -    



2 Responses

  1. Quebrantahuesos dice:

    Haberle echado huevos saltándole a la yugular. Y a la pasta que le den por culo. Tenéis lo que os merecéis. Si no sabéis defender vuestros derechos os está muy bien empleado.
    Está claro que es más fácil poner un escrito en Internet y que os sigan atropellando por la vida.

    • Ali dice:

      Yo lo veo de otra manera.
      No le salté a la yugular poque no habría servido para nada más que para pasar un momento malo y la posibilidad de que no le devolvieran el dinero (q no era poco).
      No es que no sepamos defender nuestros derechos, es que no se valora nuestro trabajo. Y no hay que despreciar el poder que tiene internet en la actualidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: